Eventos

Son muchos los eventos que han tenido lugar en València a lo largo de 2017. Los principales en el ámbito de la alimentación han sido tres:

Diálogos sobre Nutrición y Sistemas Alimentarios Sostenibles

Durante los días 20 y 21 de abril, el Ayuntamiento de València y la FAO, en colaboración con la Universitat Politècnica de València (UPV), académicos y expertos, discutieron acerca del papel que juegan las ciudades en la alimentación sostenible y de qué forma pueden mejorar sus políticas alimentarias.

Sociedad civil, alimentación y ciudades sostenibles

Con estas jornadas celebradas el 15 y 16 de septiembre, el Ayuntamiento de València ha tenido como fin fortalecer los procesos y herramientas de gobernanza alimentaria, entre los distintos actores del sistema alimentario en los territorios. Durante estos días se realizaron actividades en el Palacio de la Exposición y se celebró el Bonic/a Fest, la gran fiesta de puertas abiertas de los mercados municipales de la capital.

Reunión anual y Cumbre de Alcaldes del Pacto de Milán

La Cumbre Alcaldes de València ha sido el evento mundial de ciudades más importante sobre alimentación sostenible de 2017. Entre el 19 y el 21 de octubre, el Palau de Congressos de València acogió alrededor de 400 delegados, expertos y alcaldes, representantes de 100 ciudades y 50 países. El objetivo principal: Hablar sobre el proceso en la aplicación de políticas alimentarias sostenibles en sus respectivas ciudades. Aunque no es tarea fácil, la idea es reforzar el diálogo entre ciudades, territorios, gobiernos nacionales y organizaciones internacionales, para alcanzar sistemas alimentarios sostenibles que vinculen las áreas urbanas y rurales en todo el mundo. Esta iniciativa se remonta al Pacto de Política Urbana Alimentaria de Milán, que fue puesto en marcha por la ciudad de Milán en ocasión de la Expo 2015 y cuenta con el apoyo activo de la FAO.

Joan Ribó, alcalde de València, durante la Cumbre de Alcaldes. Foto: Pablo Plaza.

Según datos ofrecidos en la Cumbre de Alcaldes

“compramos un 30% más de lo que necesitamos. Esto hace que se desperdicie esa cantidad. Así se producen en el mundo 90 mil millones de toneladas de alimento que, posteriormente, se tienen que destruir. 75 millones de latas que se hacen para que nadie las consuma. En definitiva: Producimos más de lo que necesitamos, compramos más de lo que necesitamos y desperdiciamos todo eso. Al otro lado de la balanza se sitúan las personas a las que no le llega el alimento. El contraste es descomunal. Tenemos que encontrar soluciones”.

Las Concejalías del Ayuntamiento de València también se han sumado al proyecto con actividades propias, como la Primera Semana de la Alimentación y la Salud (del 3 al 6 octubre); el Día mundial de los derechos de las personas consumidoras (15 marzo); Promoción de salud (entre marzo y abril). No hay que olvidar que desde 2015, el Servicio de Pueblos de Valencia (antiguo Servicio de Pedanías) lleva a cabo un Plan de Promoción de la Actividad Agrícola Municipal, para mejorar la situación de los ciudadanos dedicados a la agricultura en la huerta valenciana.

*Volver a València y la batalla por la alimentación sostenible

Queremos saber tu opinión. Únete a nuestra página de Facebook y comenta.