La opinión de la calle

El Mercado Central, situado frente a la Lonja, es un emblema de València. Hacer la compra en este lugar es una actividad cargada de encanto, tanto por su belleza arquitectónica como por su tradición histórica como mercado. En sus 8.160 metros cuadrados de superficie, se venden alimentos de todo tipo, tanto para el consumo doméstico como para los principales restaurantes de la ciudad. Desde que abrió sus puertas, en 1928, el mercado ha ido cambiando progresivamente a lo largo del tiempo. Lo que sí conserva es su función comercial y su espíritu vivo como edificio, gracias al esfuerzo diario de sus vendedoras y vendedores.

*Volver a València y la batalla por la alimentación sostenible

Queremos saber tu opinión. Únete a nuestra página de Facebook y comenta.